Santander venderá este mes 30.000 millones de ‘ladrillo’ de Popular

PorAPBPE

Santander venderá este mes 30.000 millones de ‘ladrillo’ de Popular

Fuente: El Mundo.

Lo que ni Banco Popular ni sus gestores fueron capaces de hacer en cinco años, Banco Santander lleva camino de cerrarlo en tres meses. El mercado mayorista inmobiliario, donde los bancos han liquidado en los últimos tres años créditos y activos por valor de decenas de miles de millones de euros, buena parte de los restos de la burbuja que estalló en 2008, se prepara para la operación de mayor calado que ha podido ver.

Será una operación rápida y discreta, en pleno mes de agosto. Fiel a su estilo, desde la compra de Popular por un euro el pasado 7 de junio, el grupo presidido por Ana Botín ha desplegado una intensa actividad para depurar Popular y quedarse con su negocio bancario. Ha ampliado capital por 7.000 millones para reforzar el balance y le ha apuntado pérdidas de 12.400 millones de euros, cuatro veces superiores a las reconocidas por el anterior equipo gestor.

El siguiente paso en el saneamiento acelerado del que fue el sexto mayor banco español es la liquidación de su ladrillo: un problema de 30.000 millones de eurosque asfixiaba su rentabilidad y que ni Ángel Ron ni Emilio Saracho, los anteriores presidentes de la entidad, pudieron resolver antes de que el Banco Central Europeo (BCE) diera la orden de intervenir.

Santander anunció hace tan sólo un mes el proceso de búsqueda de compradores para la mayor cartera de activos tóxicos que saldrá este año a la venta en Europa. Ayer comunicó que ya tiene un potencial interesado: el fondo de inversión Blackstone, un gigante financiero con experiencia en las ofertas de liquidación de activos que realizan los bancos para sanearse. Su mayor operación hasta ahora ha sido la compra en 2015 a BBVA de la cartera hipotecaria de Catalunya Banc en 2015 por 4.123 millones de euros, una operación que despejó el camino a la entidad presidida por Francisco González para integrar el negocio financiero de la antigua caja catalana.

Con el requisito previo del visto bueno de las autoridades de competencia de Bruselas a la compra, la intención es cerrar la operación este mismo mes de agosto.

En el mercado existe división de opiniones por el efecto que una colocación que este volumen pueda tener. Entre los bancos que deben seguir saneando por orden del BCE, la velocidad a la que se puede vender la mayor cartera inmobiliaria hasta la fecha es bien recibida. «Por encima del precio final, que no creemos que vaya a ser de derribo, lo que valoramos es que haya compradores, demanda y liquidez», explican en una entidad. Otro punto de vista es el de las sociedades que se dedican después a gestionar y revender los activos comprados el temor es una inundación de oferta que haga caer los precios.

350.000 millones

Los 30.000 millones de euros que Ron acumuló en Popular y Saracho no pudo liquidar son básicamente préstamos morosos y activos como inmuebles, promociones adjudicados que hay que vender con fuertes descuentos que suponen pérdidas. El conjunto de los bancos españoles acumulaba aún el año pasado 350.000 millones de euros en este tipo de activos, según la agencia de calificación Moody’s. Y este año, hasta la resolución de Banco Popular, las principales ofertas en el mercado colocadas por entidades como Sareb, BBVA, Bankia, CaixaBank, Sabadell o el propio Santander ascendían a 6.200 millones de euros, la quinta parte de lo que negocia ahora Blackstone.

Desde un punto de vista estratégico, Santander tiene interés en colocar el 51% de esta cartera de activos para descargar el balance de Popular del peso del ladrillo que lo ahogó. El valor neto de los activos en la cartera, según el banco, se sitúa ligeramente por debajo de 10.000 millones de euros, así que la mayor op

About the author

APBPE administrator

La APBPE - Asociación de Perjudicados del Banco Popular Español, tiene como objetivo defender los intereses de sus miembros frente actuaciones de dudosa legalidad del Banco Popular.

Deja un comentario