Santander se replantea todos los acuerdos y los negocios no estratégicos heredados de Popular

PorAPBPE

Santander se replantea todos los acuerdos y los negocios no estratégicos heredados de Popular

Fuente: Expansión.

La venta de Totalbank es inminente y el banco prevé recomprar Wizink. La entidad cántabra se quedará con los negocios que considere más importantes.

Banco Santander sigue avanzando en la asimilación de Banco Popular dentro del grupo. Uno de los próximos pasos será la toma de decisiones respecto a los negocios considerados como «no estratégicos», muchos de los cuales estaban estructurados como proyectos de colaboración o alianzas con otros socios externos. Estos negocios estaban en su mayoría en venta total o parcial por parte de los anteriores gestores de la entidad en los meses previos a la resolución de la entidad.

«Popular tenía unas joint-ventures y lo que estamos haciendo es revisar y definir aquello que es core para el negocio y aquello que no lo es. En algunos casos compraremos lo que es estratégico y en otros casos venderemos lo que no lo sea», reconoció el consejero delegado de Santander, José Antonio Álvarez, durante la presentación de resultados del banco correspondientes al tercer trimestre del año.

Álvarez cifró en una decena los negocios y activos puestos en cuestión. Uno de los mismos era Aliseda (fruto de una alianza con Värde Partners y Kennedy Wilson), que primero fue recomprada y posteriormente traspasada dentro del acuerdo con el fondo Blackstone para desconsolidar unos 30.000 millones de euros en activos del negocio inmobiliario de Popular.

Entre estos negocios que se estarían replanteando está Totalbank, filial estadounidense de Popular. Los antiguos gestores no pudieron culminar la venta del mismo al grupo chileno Banco de Crédito e Inversiones, pero tras unos meses de adaptación y tras estimar la conveniencia de seguir adelante con la operación, desde Santander reconocen que la venta definitiva se podría formalizar en las próximas horas o días.

Otro de los negocios puestos en cuestión es el de WiZink, aunque en este caso en sentido contrario. Esta filial mediante la que se gestiona el negocio de tarjetas de Popular está participada en un 51% por el fondo Värde Partners. «Lo hemos estado analizando y alguna parte de WiZink nos parece que es core y nos gustaría tenerla. Sería la gestión de las tarjetas de débito, que queremos tenerla, claramente. Con otras partes tenemos menos interés», explicó Álvarez, que añadió que la decisión, en todo caso, respondía a intereses puramente financieros.

El consejero delegado del principal banco español también detalló su punto de vista respecto a la hipotética venta del negocio conjunto de Popular con la aseguradora Allianz (en el que el banco aporta un 40% del capital). En este caso, los responsables de Santander reconocen sentirse cómodos con el modelo de joint-venture, ya que es similar al que aplican en su alianza con Aegon. «En las próximas semanas trataremos de llegar a un acuerdo», apuntilló, sin dar más detalles.

Respecto al resto de negocios no estratégicos, desde Santander reconocen estar trabajando por fijar posiciones definitivas respecto a cada uno de los mismos. Es el caso, por ejemplo, de Banco Popular en Portugal. El pasado septiembre, el 100% de los activos de la filial fueron traspasados a Totta, la filial de Santander en el país vecino.

Otro de los negocios sobre los que Santander tendrá que tomar una decisión es Targobank, banco sobre el que Popular controla un 48,99% del capital y en el que rige un acuerdo de colaboración con Crédit Mutuel. Otro banco en el que la entidad rescatada tenía una participación relevante era Ve por Más (Bx+), banco mexicano controlado por el exaccionista Antonio del Valle.

 

About the author

APBPE administrator

La APBPE - Asociación de Perjudicados del Banco Popular Español, tiene como objetivo defender los intereses de sus miembros frente actuaciones de dudosa legalidad del Banco Popular.

Deja un comentario