Santander eleva un 20% su provisión por litigios tras comprar Popular

PorAPBPE

Santander eleva un 20% su provisión por litigios tras comprar Popular

Fuente: Expansión.

El banco alcanza 6.905 millones a finales de junio pasado. La firma está pendiente de una resolución de la Comisión Nacional de la Competencia.

Tras la compra de Popular, Santander está abocado a resolver a corto y medio plazo un rosario de reclamaciones de clientes y otros perjudicados por esta operación.

Para afrontar esta situación, Santander ha aumentado un 20% sus provisiones para litigios de todo tipo. A finales de junio pasado, contaba con una hucha de 6.905 millones de euros, 1.193 millones por encima de los 5.712 millones de la misma fecha del año pasado, según las cuentas del primer semestre de la entidad.

El banco se protege con estas provisiones ante las posibles consecuencias económicas que puedan derivarse de sus litigios fiscales, laborales, legales, de clientes y normativos.

Los relacionados con Popular se incluyen en los dos apartados cuyas huchas han registrado los mayores incrementos. Las provisiones para atender los conflictos legales se han colocado en 1.715 millones de euros a finales de junio pasado, frente a los 1.005 millones de la misma fecha del ejercicio pasado, lo que supone un aumento del 70%.

Los fondos guardados por el banco para compensar a clientes perjudicados por su actuación han crecido un 64% al pasar de 685 a 1.125 millones en este periodo.

Las cláusulas suelo y la acción de fidelización son los dos litigios más identificados aunque, como Santander apunta en sus cuentas, la operación de resolución de Popular no tiene precedentes ni en España ni en ningún otro Estado de la Unión Europea por lo que «no es posible anticipar las pretensiones concretas que se harían valer [los reclamantes], ni sus implicaciones económicas». Esto es así, añade el banco, «particularmente cuando es posible que las eventuales reclamaciones no cuantifiquen sus pretensiones, aleguen interpretaciones jurídicas nuevas o involucren a un elevadísimo número de partes».

Santander lanzará este mes los denominados bonos fidelización dirigidos a clientes minoristas perjudicados por la resolución de Popular. La iniciativa se dirige a los accionistas que participaron en la ampliación de capital de Popular en 2016 y a los poseedores de deuda subordinada de 2011 que recibirán bonos por un importe equivalente a la inversión en acciones y deuda, con ciertos límites.

Los bonos serán perpetuos, aunque se podrán amortizar a los siete años y pagarán un interés nominal anual del 1% a condición de renunciar a acciones legales contra el banco.

La emisión prevista es de 980 millones de euros, cuyo valor contable será de aproximadamente 680 millones.

Santander fija, a 30 de junio pasado, en un máximo de 900 millones de euros el coste de las cláusulas suelo en el escenario más severo y no probable, frente a una provisión anterior de 461 millones, lo que supone una cobertura del 51%.

El banco ha revisado la política aplicada por Popular sobre las cláusulas suelo con una mayor propensión ahora a negociar y a evitar que los afectados decidan demandar al banco en los juzgados.

Las reclamaciones contra Santander en Brasil tienen entidad suficiente como para que el banco desglose sus provisiones para atender sus posibles consecuencias. A finales del primer semestre ascendían a 957 millones de euros.

En Gran Bretaña, el banco afronta también demandas de diversos tipos entre las que destacan las relacionadas con la venta no adecuada de seguros de protección de pagos por Santander UK. En el primer semestre del año, la entidad ha provisionado por este litigio 78 millones de euros adicionales, hasta alcanzar los 461 millones de euros, después de que el supervisor ampliara el cálculo de estas compensaciones y extendiera el plazo de reclamación hasta agosto de 2019 e instara a las entidades a contactar más proactivamente a los clientes afectados.

CNMC

Santander también está pendiente de una resolución de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Esta institución debe cerrar la investigación abierta sobre posibles acuerdos en la fijación de precios e intercambio de información comercialmente sensible en la cobertura del riesgo de tipos de interés en préstamos sindicados. El supervisor examina también la actuación de BBVA, Sabadell y CaixaBank.

Si, como es previsible, la CNMC impone sanciones a Santander «podrían ser significativas (…) con limitaciones regulatorias a las actividades» del banco, según sus cuentas semestrales del banco remitidas a la CNMV.

El Tribunal Supremo de EEUU rechazó en junio pasado el recurso del banco contra la Corte de Apelación que revocó la sentencia del Juez de Distrito que daba la razón a Santander en el litigio por la deducción fiscal por doble imposición de impuestos realizada por Santander Holding USA entre 2003 y 2005.

Este veredicto del Juez de Distrito favorable al banco español fue recurrido por el Gobierno de EEUU a finales de 2016.

About the author

APBPE administrator

La APBPE - Asociación de Perjudicados del Banco Popular Español, tiene como objetivo defender los intereses de sus miembros frente actuaciones de dudosa legalidad del Banco Popular.

Deja un comentario