Premeditación y alevosía fraudulenta en la incautación del Banco Popular y en la ruina de 300.000 españoles/as

PorAPBPE

Premeditación y alevosía fraudulenta en la incautación del Banco Popular y en la ruina de 300.000 españoles/as

Fuente: Diario16.

La carta de Danièle Nouy demuestra que el Banco Central Europeo no tomó en cuenta los datos de solvencia y liquidez reales del Popular, por lo que, al intervenirlo, las autoridades europeas y las españolas han incurrido presuntamente en un fraude premeditado en favor del Santander y arruinando a trescientos mil accionistas.

En nuestro artículo publicado en el día de ayer titulado «El BCE se auto inculpa en la incautación del Banco Popular» hicimos referencia a una carta, a la que ha tenido acceso Diario16, de la presidenta del Consejo de Supervisión Bancaria Danièle Nouy de mediados de julio en respuesta a la petición de parlamentarios europeos españoles sobre la intervención del Banco Popular.

La carta de Nouy, leída con calma no rebate ni una sola línea de la posición de solvencia y liquidez del Banco al cierre de 2016. Sin embargo, da algunas claves que hay que tener en cuenta:

En primer lugar, se trata de una carta defensiva, da pistas de cómo piensan defenderse las instituciones europeas por la confiscación del Banco.

En segundo lugar, remite a la JUR para el asunto de la resolución, por tanto, se deduce que apunta a que las pérdidas y los escenarios presentados en el informe oculto de Deloitte son cosa de la JUR, no del Banco Central Europeo, que se encargaban de la supervisión. El querer derivar la responsabilidad hacia una de las instituciones del propio BCE demuestra que están nerviosos porque saben que lo han hecho mal.

En tercer lugar, la respuesta de Danièle Nouy no pone en cuestión en ningún momento las cifras de solvencia, ni la liquidez del Banco Popular al cierre de 2016. Esto es muy relevante a efectos de las reclamaciones ante las autoridades europeas. Como dijo el Gobernador del BdE “la solvencia no es una cuestión poética, sino aritmética” y el Banco Popular fue solvente hasta el día de la intervención.

En cuarto lugar, Nouy habla de crisis idiosincrásica de liquidez, aunque los motivos que ella da no son exactamente los reales, pero en la que influyeron decisivamente las declaraciones en la Junta de Accionistas y las filtraciones a los medios por parte de Emilio Saracho.

En quinto lugar, cuando Danièle Nouy habla del test de estrés elude una cuestión relevante, el test no incorporaba la ampliación de capital de 2016 por una cuestión metodológica, pero ya estaba ejecutada cuando se anunciaron los resultados. Además, lo importante es que para el improbable escenario adverso para el cual había que prepararse el Banco Popular estaba preparado, dado que superaba ese escenario sin necesidad de más capital.

En sexto lugar, fue precisamente PwC quien dijo en su informe de auditoría de 2016 que el Banco Popular cumplía de largo los requerimientos de solvencia y, en un párrafo de énfasis, destacaba la importancia de cumplir con el plan de gestión diseñado por el Banco para seguir cumpliendo con las exigencias regulatorias a partir de 2018. Es evidente que esto no se hizo: se cambió al presidente y no se ejecutó el plan aprobado. Además, cosa destacable y según distintas fuentes consultadas por Diario16, Emilio Saracho atrajo consejeros con ese argumento: el Banco era solvente y tenía capital, había que hacer cosas para cumplir en el futuro, pero había tiempo de sobra. Jugo con el tiempo y se confundió fatalmente.

En definitiva, Danièle Nouy no dice nada nuevo en su respuesta a los europarlamentarios, sólo quiere dejar claro que el BCE cumplió con su labor supervisora, pero en ningún momento dice que el supervisado estaba cumpliendo con lo exigido.

Cada día que pasa es más evidente que los implicados en la ejecución de la incautación del Banco Popular y que su venta por un euro al Banco Santander arruinando a 300.000 españoles y españolas ha sido, sin lugar a dudas, una operación con intenciones al menos espurias y, más aún, una operación con premeditación y alevosía en todas sus formas y, como consecuencia, presuntamente fraudulenta.

About the author

APBPE administrator

La APBPE - Asociación de Perjudicados del Banco Popular Español, tiene como objetivo defender los intereses de sus miembros frente actuaciones de dudosa legalidad del Banco Popular.

Deja un comentario