La Junta de Resolución europea culpa a la gestión del banco y a la prensa de la caída del Popular

PorAPBPE

La Junta de Resolución europea culpa a la gestión del banco y a la prensa de la caída del Popular

Fuente: Expansión

La Junta Única de Resolución (JUR) ha publicado una versión no confidencial de la decisión de resolución de Banco Popular, en la que redujo a cero el valor de las acciones y la deuda subordinada, y vendió la entidad por 1 euro a Banco Santander. 

En el documento, la JUR atribuye la crisis de liquidez que apuntilló al Popular a la gestión de la institución, tanto a la de Angel Ron como a la de Emilio Saracho, y a la cobertura de la prensa.

Concretamente, la JUR menciona las provisiones extraordinarias anunciadas en febrero de 2017 por Ron, las auditorías internas posteriores que obligaron a revisar a la baja los resultados de 2016, el anuncio del equipo de Saracho de que la institución necesitaba capital, los sucesivos recortes de ráting crediticio y la “continuada cobertura negativa de la prensa”. A esto último la JUR le atribuye concretamente un “incremento de la salida de depósitos”.

En el apartado llamado “Las dificultades de la institución”, el documento cita el análisis del Banco Central Europeo que declara la institución insolvente por culpa de la crisis de liquidez. Y concluye que “la institución no tiene opciones insuficientes para restaurar su posición de liquidez para asegurar que estará en una posición estable para cumplir con sus pasivos cuando venzan”.

A continuación incluye una batería de hechos que, en opinión de la JUR, provocaron que “la situación de liquidez de la institución se deteriorara rápidamente”. Este es el listado completo que cita el documento:

a) En febrero de 2017, la institución desveló la necesidad de provisiones extraordinarias por valor de 5.700 millones de euros, que llevaron a pérdidas de 3.485 millones en 2016, y nombró a un nuevo presidente que inició la revisión de la estrategia de la institución.

b) El 10 de febrero, DBRS rebaja el ráting de la institución.

c) El 3 de abril la institución envía un comunicado público informando del resultado de varias auditorías internas con un impacto potencialmente significativo en los estados financieros de la institución, y confirmó que sustituiría al consejero delegado de la institución después de un año en el cargo.

d) El 7 de abril S&P rebajó el ráting de la institución

e) El 10 de abril la institución anunció que no pagaría dividendos y que haría falta una ampliación de capital o una transacción corporativa debido a la ajustada posición de capital del grupo y al nivel de activos dudosos.

f) El 21 de abril Moody’s rebaja el ráting de la institución

g) El 3 de mayo el grupo publica sus resultados trimestrales para el primer trimestre de 2017, que son peor de lo esperado.

h) […] [Esta razón ha sido borrada del documento no confidencial por considerarse sensible]

i) La continuada cobertura negativa de la prensa sobre los resultados financieros de la institución y el presunto riesgo inminente de quiebra/iliquidez ha resultado en un incremento de la retirada de depósitos.

j) El 6 de junio, DBRS y Moody’s rebajan el ráting de la institución

El periodo entre 3 de mayo y el 6 de junio, en el que habría ocurrido la razón confidencial “h”, fue bastante convulso para el Popular. El 23 de mayo, Elke König, presidenta de la JUR, concedió una entrevista a Bloomberg TV en la que aseguró “el de Popular es un caso que estamos mirando, pero no es el único que estamos mirando”.

Un grupo de inversores liderado por la gestora de renta fija PIMCO, con 850 millones de euros en activos de Popular, cree que estas palabras fueron una imprudencia por parte de König. Su representante legal, Quinn Emanuel critica en una carta enviada a Roberto Gualtieri, presidente del Comité de Asuntos Económicos de la Eurocámara, que la alemana mencionase “por su nombre” al Popular, en un gesto muy inusual por parte de un alto cargo de una autoridad de resolución.

König se defiende argumentando que se estaba refiriendo a que la JUR está pendiente de todos los bancos que caen bajo su jurisdicción.

El 31 de mayo también fue un día negro para el Popular. La agencia de noticias Reuters citó una fuente comunitaria anónima que a su vez citaba a König diciendo que el banco español tendría que ser resuelto si no encontraba comprador.

Ese mismo día se conocía que Saracho anunciaba una extensión del plazo para presentar ofertas por el Popular, desde la fecha límite inicial del 10 de junio hasta finales de mes, en una clara señal de que la entidad estaba teniendo dificultades para encontrar un comprador.

About the author

APBPE administrator

La APBPE - Asociación de Perjudicados del Banco Popular Español, tiene como objetivo defender los intereses de sus miembros frente actuaciones de dudosa legalidad del Banco Popular.

Deja un comentario