Jugada redonda del Santander con la compra del Popular: tendrá una rentabilidad del 20%

PorAPBPE

Jugada redonda del Santander con la compra del Popular: tendrá una rentabilidad del 20%

Fuente: El Confidencial.

La compra del Popular y la posterior venta del 51% de su ladrillo tendrán mejores resultados para el Santander de los estimados, con lo que la rentabilidad de la operación llegará al 20%.

La adquisición del Banco Popular en junio por parte del Santander puede resultar un ‘chollo’ para el banco que preside Ana Botín. Y no por el euro pagado (al que hay que añadir la ampliación de capital de 7.072 millones para sanearlo), sino porque su impacto en costes e ingresos va a ser mejor de lo estimado en el momento de la compra, según sendos informes de JP MorganMorgan Stanley. Estos bancos de inversión consideran que el Santander ha sido muy conservador en sus previsiones y que la rentabilidad de la inversión en el Popular puede superar el 20%.

Esa cifra resulta de los cálculos del analista de Morgan Stanley Álvaro Serrano. A su juicio, Santander puede conseguir unos ahorros de costes de 725 millones al año en vez de los 500 anunciados. Esto será posible, en primer lugar, porque Santander puede cerrar hasta 850 oficinas redundantes del Popular sin un impacto relevante en su cobertura del territorio, lo que supondría por sí solo unos ahorros de 450 millones; y en segundo lugar, porque, tras la venta del 51% de los activos inmobiliarios del Popular a Blackstone, el Santander puede clausurar tranquilamente la unidad inmobiliaria del banco adquirido con unas sinergias adicionales de 275 millones.

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín. (EFE)
La presidenta de Banco Santander, Ana Botín. (EFE)

Pero esta operación no solo es una jugada redonda por el lado de los costes (y por el judicial: con la venta, Santander hace irreversible en la práctica la resolución y venta del Popular). También resultará muy beneficiosa por el de los ingresos. Sofie Peterzens, de JP Morgan, avisa de que la venta suprimirá el lastre que suponía esta unidad para la cuenta de resultados del Popular, en prácticamente todas sus líneas. Y cree que la estimación del Santander de que la compra del Popular le restará un 9% de ingresos no tiene en cuenta este efecto.

Peterzens añade a este impacto positivo un aumento de las comisiones del 5% en 2018 y 2019 gracias a que el Santander tiene mejores productos que el Popular y podrá vendérselos a los clientes del banco adquirido. También considera el efecto benéfico de las provisiones dotadas para rebajar el precio de los inmuebles y poder acometer la venta a Blackstone, que reducirán el coste del riesgo en el futuro (es decir, Santander tendrá que dotar menos provisiones que sus competidores de ahora en adelante). Si el escenario se completa con una subida de 0,50 puntos del euríbor al cierre de 2019, la contribución del Popular permitirá que el beneficio por acción del Santander crezca un 5% adicional en 2019.

Y si vende WiZink, todavía más rentabilidad

Pero, además, está la cuestión de los litigios, que Morgan Stanley considera que el Santander ha sobreprovisionado y que no va a sufrir una pérdida adicional. A su juicio, el coste máximo de las demandas se situará entre 1.450 y 1.700 millones, que en gran medida se cubrirán con los bonos de fidelización ofrecidos a los minoristas que acudieron a la ampliación del Popular de 2016, por importe de 980 millones.

Para completar sus cálculos, Serrano considera que el Santander podrá liberar 1.000 millones de capital cuando venda el 49% restante de la ‘joint venture’ a Blackstone. Con todo esto, la rentabilidad de la inversión (ROI) se incrementará hasta el 20% en 2020. Y eso, sin tener en cuenta la posible venta de WiZink (el negocio de tarjetas del Popular que puso a la venta Saracho); si el Santander también consigue venderla, esa rentabilidad se incrementará todavía más.

Potencial alcista del 20% en bolsa

Estas dos firmas de análisis señalan otros factores positivos para el Santander más allá del Popular, como los ahorros de costes que puede conseguir en Estados Unidos después de que la Reserva Federal haya levantado la prohibición de pagar dividendo a su filial de ese país y, en consecuencia, se hayan terminado sus problemas regulatorios, o como un comportamiento mejor del esperado en Brasil. En el lado negativo, está el impacto del tipo de cambio en sus negocios latinoamericanos y la peor evolución de Reino Unido.

Teniendo en cuenta todos los factores, el impacto neto será positivo, en opinión de ambos. Por ello, JP Morgan recomienda ‘sobreponderar’ el valor con un precio objetivo de siete euros, y Morgan Stanley tiene la misma recomendación con un objetivo de 6,8 euros. El Santander cerró el lunes en bolsa en 5,71 euros, tras bajar el 1,87%, por lo que estos precios objetivo le otorgan un potencial alcista en torno al 20%.

About the author

APBPE administrator

La APBPE - Asociación de Perjudicados del Banco Popular Español, tiene como objetivo defender los intereses de sus miembros frente actuaciones de dudosa legalidad del Banco Popular.

Deja un comentario