El FROB admite que existía una valoración positiva del Popular, pero no podía usarla

PorAPBPE

El FROB admite que existía una valoración positiva del Popular, pero no podía usarla

Fuente: El Confidencial.

El presidente del fondo de rescate ha reconocido que Deloitte contemplaba un escenario con valor positivo para el Popular, pero asegura que no podía aplicarla según la normativa.

Jaime Ponce, el presidente del FROB, ha reconocido este miércoles que el famoso informe de valoración de Deloitte contemplaba un escenario optimista en el que el Banco Popular tenía un valor positivo (de entre 1.300 y 1.500 millones, según las fuentes). Pero ha añadido que “la norma no te permite ir a ese enfoque porque exige utilizar las valoraciones más prudentes”. En una comparecencia parlamentaria, ha responsabilizado al Banco de España de las posibles medidas de liquidez que se podían haber tomado para evitar la resolución de la entidad y ha eludido pronunciarse sobre los grandes misterios de la decisión: si el Popular era tan solvente como aseguraba el Gobierno, si las declaraciones de la presidenta de la JUR provocaron la fuga de depósitos que acabó con el banco o cómo se puede dar un valor negativo a una entidad con valor contable positivo.

El fondo de rescate publicó al día siguiente de la resolución que había solo dos escenarios: uno negativo con una valoración negativa de -8.200 millones y otro base con un valor de -2.000. Pero se calló que existía un tercero, cosa que reconoce ahora Ponce tres meses después. A juicio del responsable del fondo de rescate bancario, “se ha sobredimensionado la importancia de ese informe. Lo que hace es contribuir a la decisión de la Junta Única de Resolución, pero quien determina el precio es el proceso de venta. Da un soporte a la decisión, pero a efectos de la resolución es un procedimiento de venta de negocio”. Y ha añadido que “si se hubiera adoptado otra solución distinta, como la recapitalización interna, la relevancia del informe sería algo mayor”.

 

El presidente del FROB, Jaime Ponce. (EFE)
El presidente del FROB, Jaime Ponce. (EFE)

En este sentido, Ponce ha justificado la utilización de un informe provisional por la urgencia de tener un banco inviable y la obligación de salvaguardar el interés público. Por eso, habrá ahora un informe de valoración definitivo, al que sí considera relevante porque determinará si la resolución ha sido mejor o peor que un concurso ordinario para los acreedores (no para los accionistas, cuya protección no es un objetivo de la JUR ni del FROB). En cuanto a la transparencia, ha confirmado que ha solicitado que la JUR lo haga público, como adelantó El Confidencial.

En la línea habitual de todos los organismos involucrados en la resolución del sexto banco español, el presidente del FROB ha despejado la mayoría de las preguntas incómodas de los grupos parlamentarios escudándose en que no son su responsabilidad. Así, ha dicho que “sería irresponsable por mi parte pronunciarme sobre posibles deficiencias de la supervisión del Popular” porque “corresponde a los organismos competentes dar explicaciones y mi responsabilidad comienza cuando estas cuestiones ya han sido superadas”.

Dar más liquidez es cosa del Banco de España

Tampoco considera que le corresponda a él valorar si las declaraciones de la presidenta de la JUR, Elke König, en las que admitía que vigilaba de cerca el Popular detonaron la fuga de depósitos que hundió al banco. Pero ha echado un capote a su ‘jefa’ europea al decir que “sus apreciaciones se referían a las competencias generales de la JUR”. Respecto al agravio comparativo con los bancos italianos rescatados por su Gobierno, ha explicado que no existía interés público y que Italia cumplió la legalidad, si bien inyectó dinero público -a diferencia de España- y activó un mecanismo para compensar las pérdidas de los accionistas.

EDUARDO SEGOVIA

Sí se ha mostrado algo más crítico con el Banco de España ante la extrañeza de los representantes del PSOE, Podemos y Ciudadanos porque un banco se quede sin liquidez cuando el BCE ofrece barra libre. “Corresponde al Banco de España explicar por qué no condedió más liquidez de emergencia (ELA), aunque necesita un colateral que esté aceptado por el BCE”. Pero ha asegurado que, cuando se llegó al límite, él no contaba con instrumentos para poder alargar la vida del Popular, lo que habría permitido una “venta más eficiente”. Por eso, solicita que se creen estas herramientas para los casos que puedan darse en el futuro.

“La resolución ha sido un buen resultado”

Ponce ha insistido en que la intervención del Popular se debió exclusivamente a problemas de liquidez, no de solvencia, pese a que el informe del BCE asegura que también sufría graves carencias en este campo. “Todos los bancos mueren por la liquidez, igual que todo el mundo muere porque se le para el corazón, pero lo que hay que ver es por qué se le para”, ha planteado gráficamente Francisco de la Torre, portavoz de economía de Ciudadanos.

Por último, el presidente del FROB ha reconocido que “la mejor resolución es la que se evita” y que “una quiebra siempre es desafortunada, especialmente para los minoristas”. Pero desde la perspectiva de que su objetivo es salvaguardar la estabilidad financiera, los depositantes y el interés general, considera que “la resolución del Popular ha sido un buen resultado“. “Si tenemos que cumplir otros objetivos, habría que cambiar la norma”, ha añadido en referencia a la protección de los accionistas.

About the author

APBPE administrator

La APBPE - Asociación de Perjudicados del Banco Popular Español, tiene como objetivo defender los intereses de sus miembros frente actuaciones de dudosa legalidad del Banco Popular.

Deja un comentario