El BCE ultima el cambio regulatorio que evitará un nuevo ‘caso Popular’

PorAPBPE

El BCE ultima el cambio regulatorio que evitará un nuevo ‘caso Popular’

Fuente: Expansión.

Las autoridades podrían imponer moratorias en entidades en problemas.

La crisis que se llevó por delante a Banco Popular está sirviendo para que los responsables de supervisar y regular el sector bancario saquen conclusiones. Una de las principales lecciones aprendidas es que en el caso de una crisis de liquidez y fuga de depósitos como la sufrida por la entidad española (ahora integrada en el Grupo Santander) son necesarias más herramientas de las que hasta ahora preveía la Unión Bancaria.

El pasado 19 de junio, la máxima responsable del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), Danièle Nouy, reconoció en una comparecencia ante el Comité de Asuntos Económicos y Monetarios que sería conveniente dar nuevos poderes a las autoridades supervisoras y de regulación «con el fin de reaccionar con la necesaria flexibilidad».

En concreto, Nouy y el resto de responsables del MUS están estudiando la posibilidad de crear nuevas herramientas de pre-resolución, como sería una moratoria que limitara los grandes movimientos de liquidez durante un tiempo determinado mientras las autoridades deciden la mejor solución para una determinada entidad.

El Banco Central Europeo está ultimando una opinión (un dictamen legal específico de este organismo) en la que abordará la conveniencia de una moratoria de resolución, así como la forma de implementarla en la práctica. Así lo ha señalado la propia Nouy en una carta de respuesta a una pregunta del eurodiputado Ernest Urtasun. Aunque aún no está fijada la fecha concreta en que este documento verá la luz, la idea es que en los próximos meses los legisladores europeos puedan contar con el mismo para decidir qué cambios legales serán necesarios en la directiva y el conjunto de la normativa de resolución bancaria.

«Tras la crisis de Popular ha quedado claro que había una serie de vacíos en la normativa y en el sistema de resolución», opina Nicolas Veron, miembro de los think tanks Bruegel y Peterson Institute. Para este experto en finanzas, no será necesaria una reforma en profundidad de las directivas europeas, ya que en su opinión con algunos ajustes se podrán reforzar las herramientas de resolución de la zona euro.

Un mecanismo que ya existe en Europa

La idea de una moratoria que permita a las autoridades europeas congelar los activos de una entidad que esté sufriendo una fuga de depósitos o una crisis de liquidez no es algo completamente nuevo. De hecho, países miembro como Malta ya cuentan en su normativa nacional con este tipo de herramienta legal para imponer restricciones temporales a las salidas de depósitos de un banco con problemas.

La propia Comisión Europea, en la presentación que realizó el pasado mes de noviembre de su paquete legislativo sobre resolución bancaria ya detectó una «falta de efectividad en las actuales reglas» y proponía llevar a cabo cambios para contar con unas herramientas de moratoria que «de forma amplia se podrían definir como los poderes para suspender pagos y limitar las obligaciones temporalmente y/o prohibir temporalmente la contratación de nuevas obligaciones».

Los legisladores europeos que contarán dentro de unos meses con la opinión del BCE preveían ya escenarios en los que serían necesarios estos nuevos poderes de moratoria: para estabilizar la liquidez de una entidad, para garantizar los fondos en una fase de pre-resolución, para restablecer los niveles de capital de un banco o para prevenir un posible aumento descontrolado de la financiación garantizada.

 

About the author

APBPE administrator

La APBPE - Asociación de Perjudicados del Banco Popular Español, tiene como objetivo defender los intereses de sus miembros frente actuaciones de dudosa legalidad del Banco Popular.

Deja un comentario