Las autoridades europeas no harán pública la evaluación que llevó a la resolución de Banco Popular

PorAPBPE

Las autoridades europeas no harán pública la evaluación que llevó a la resolución de Banco Popular

Fuente: El Mundo

La Junta Única de Resolución no publicará el informe de urgencia realizado por Deloitte y que condujo el mes pasado a la resolución del Banco Popular y su venta por un euro al Banco Santander. Así lo que ha confirmado esta tarde la presidente del órgano, Elke König, durante una comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo. 

Respondiendo a una pregunta del eurodiputado de ICV Ernest Urtasun, König ha señalado que “no hay intención en estos momentos de publicar el informe. Tiene mucha información confidencial. Hay dos informes. Uno, la evaluación de la situación contable. El segundo, una evaluación que informa a la JUR sobre las consecuencias económicas. Hemos publicado una versión no confidencial que incluye la información que no consideramos sensible o que respete la confidencialidad o secretos de negocio”.

Igualmente, König ha negado toda responsabilidad de la JUR o el MUR en la “formidable fuga de liquidez”. Semanas antes de la resolución del Popular, un artículo de Reuters, citando fuentes del organismo, aseguraba que la entidad española estaba en el radar. Lo que el mercado interpretó como una señal clara. Y para muchos críticos es algo que provocó o intensificó la salida de depósitos, de particulares y de instituciones. “¿Provocarlo nosotros? No puedo ver cómo. Miramos muy de cerca y en un momento dado tuvimos que tomar acciones tras la decisión del BCE de declararlo en quiebra”, se ha defendido. Igualmente, tras ser preguntada por el español Ramón Tremosa, ha garantizado que “no es su trabajo saber si la Seguridad Social español o los gobiernos regionales retiraron fondos”. Según su testimonio, sólo fue informada por el BCE de que la “formidable” salida de depósitos, pero no de quién retirada o no los fondos.

Segundo informe

Sin embargo los diputados no han quedado satisfechos. Jonás Fernández (PSOE) le ha recordado por ejemplo que ella, en una entrevista con Bloomberg, nombró directamente al Popular, poniéndolo en la diana. Algo que quizás activó la fuga de depósitos o al menos contribuyó, según el español. “No, no fuimos muy habladores ante de la resolución ni estamos muy callados después. Nunca en la JUR comentamos en instituciones individuales. Eso nos lo tomamos muy en serio. El comentario que hice, siendo preguntada si miramos al Popular, dije que lo vigilábamos como a todos los demás. Es nuestro trabajo”, ha replicado.

La decisión de no hacer público este primer informe es delicada. La JUR espera, tal y como dicta la ley, a un segundo informe en profundidad y detallado, que puede confirmar el dictamen provisional de Deloitte o no. La normativa también dice que si el segundo examen demostrara que la liquidación del banco hubiera sido mejor para accionistas e inversores del Popular que la resolución adoptada, sería el propio organismo europeo el que tendría que compensar a los afectados. “Estamos preparando la evaluación final”, ha confirmado König. Un asunto delicado porque el propio ministro de Economía. Luis de Guindos, tiró balones fuera el lunes en Bruselas a su llegada al Eurogrupo señalando que el Frob no tiene responsabilidad y que sólo obedecía instrucciones europeas.

El no publicar el documento choca con las declaraciones anteriores de la institución y del Gobierno español, que indicaban que ese informe debería ser y sería de acceso público. La eurodiputada Paloma López (IU) ha preguntado a la experta alemana por qué se usó esa información de Deloitte, contraria por ejemplo a resultados de los test de estrés europeos. “La evaluación que hizo Deloitte es algo que pide la regulación, la directiva europea de resolución. Debe ser una evaluación independiente que informe sobre los efectos de las diferentes herramientas de resolución. Los test de estrés son muy diferentes, se hicieron en 2014 y 2016 por la EBA y el BCE. Son escenarios futuros. No se pueden comparar, son herramientas muy diferentes”, ha explicado.

La presidenta de la JUR ha defendido con firmeza el trabajo realizado. “Un caso de manual” que “fue “un éxito” pero que también “se benefició de la cercana cooperación de todas las autoridades” y de la “suerte” de que el Santander tuviera fondos para cubrir el agujero del Popular.

La responsable también ha insistido en que los casos de la entidad española y las dos italianas que también pasaron por su mesa “son muy diferentes” y que en ambos casos se hizo “lo correcto”.

Normas más duras

Aunque no ha tenido palabras de autocrítica, la alemana sí ha aprovechado la ocasión para pedir normas más claras y, sobre todo, duras en lo que a resolución bancaria se refiere. Es evidente que el visto bueno de la Comisión Europea al Gobierno italiano (primero para recapitalizar Monte dei Paschi y después para liquidar Banca Popolare di Vicenza y Vanca Veneta) no han gustado nada en la JUR. Por eso Köning ha afirmado que el bail-in debería ser la norma, pidiendo que “los legisladores revisen” la directiva europea” el año que viene.

“En términos generales, necesitamos una mirada más de cerca a los incentivos y ver si son correctos. Una solución privada debería ser siempre la opción preferida. La resolución puede ser necesaria, pero es problemática si la insolvencia ofrece mejores condiciones para los acreedores“, ha criticado en referencia a lo ocurrido en Italia. “Hay que revisar la comunicación de la Comisión Europea con lo que sabemos ahora”, ha instado.

En esa línea, ha seguido. “No quiero juzgar la decisión de la dirección general de la Comisión Europea sobre Monte dei Paschi, pero lo que se tiene que mirar, sin prisa, son los incentivos. La comunicación de la CE pide que se comparta la carga, pero no pide un bail in completo y hay que mirar eso”, ha pedido, en la misma línea de lo esbozado superficialmente el lunes por el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem.

About the author

APBPE administrator

La APBPE - Asociación de Perjudicados del Banco Popular Español, tiene como objetivo defender los intereses de sus miembros frente actuaciones de dudosa legalidad del Banco Popular.

Deja un comentario