Así realizó el FROB la subasta exprés de Popular

PorAPBPE

Así realizó el FROB la subasta exprés de Popular

Fuente: Expansión.

Los interesados en Popular debían hacer ofertas a partir de un euro. El comprador debería garantizar la liquidez para preservar la estabilidad financiera.

Los detalles de la resolución de Popular se van conociendo a cuentagotas. El Fondo de Reestructuración Ordenada bancaria (Frob) envió una carta urgente a las entidades interesadas en pujar por Popular el 6 de junio. Un día después, el banco se adjudicó a Santander. En la misiva, a la que ha tenido acceso EXPANSIÓN, el organismo dependiente del Ministerio de Economía detallaba cómo se desarrollaría el proceso de venta, una vez que la Junta Única de Resolución (JUR) había determinado que Popular no tenía liquidez suficiente para seguir operando.

La carta, de nueve páginas y que sustituía a otra del día anterior, dejaba claro que la compra de Popular se haría sin ningún tipo de ayuda pública, como Esquemas de Protección de Activos (EPA). Y justificaba la decisión de subastar el banco entonces presidido por Emilio Saracho para mantener la estabilidad financiera del sistema.

El Frob defendía que se quería evitar un contagio al resto de competidores con la venta rápida de Popular. Entre las obligaciones para los pujantes, el organismo dependiente de Economía exigía que el comprador debía garantizar la liquidez del banco, que en sólo un día, el lunes 5 de junio, perdió 3.000 millones de euros en depósitos. Tras comprar Popular, Santander inyectó en la entidad 13.000 millones para mantener el pleno funcionamiento del banco desde el día posterior a la adquisición.

El precio de partida de la puja por hacerse con Popular, hasta ese momento la sexta entidad española por activos, era de al menos un euro. Santander fue la única entidad que decidió presentar oferta y se adjudicó Popular precisamente por el precio de partida: un euro.

Según reconoció la propia JUR para informar de la resolución de Popular, sólo dos entidades firmaron el acuerdo de confidencialidad previo al inicio de la subasta, pero sólo una presentó la oferta. Aunque desde el sector se apuntaba que BBVA también había presentado oferta, su consejero delegado, Carlos Torres, afirmó que la entidad se retiró de la puja por el elevado riesgo inmobiliario de Popular. El banco finalmente resuelto arrastraba casi 37.000 millones en activos adjudicados y créditos morosos.

Popular era una entidad solvente, pero la fuga de depósitos deterioró su liquidez. El banco también agotó la línea de financiación de emergencia ofrecida por el Banco de España, conocida como ELA. El martes 6 de junio, fecha de la carta remitida por el Frob, Popular se quedó sin liquidez.

La venta de Popular adquirió entonces mayor urgencia y el Frob exigió ofertas vinculantes para antes de las 12 de esa noche.

El BCE justificó este martes la resolución de Popular por el agotamiento “significativo” de sus depósitos y culpó al consejo de administración de su liquidación.

About the author

APBPE administrator

La APBPE - Asociación de Perjudicados del Banco Popular Español, tiene como objetivo defender los intereses de sus miembros frente actuaciones de dudosa legalidad del Banco Popular.

Deja un comentario